← volver

Propuestas para una Política de Teletrabajo en el Estado de Chile

Serie de Sistemas Públicos: Edición Especial

Esta nota técnica fue elaborada por el Centro de Sistemas Públicos (CSP), el Instituto de Asuntos Públicos (INAP) y el Centro de Ingeniería Organizacional (CIO) de la Universidad de Chile, y el People in Government Lab de la Escuela de Gobierno Blavatnik de la Universidad de Oxford. El documento es el resultado del proyecto “Cuando el teletrabajo en el Estado se hizo inevitable: Una oportunidad para el análisis y el desarrollo efectivo de esta modalidad laboral en el sector público” del Concurso Asignación Rápida ANID, Proyecto COVID0997. Esta iniciativa, cuyo investigador principal y director académico es el Dr. Javier Fuenzalida, cuenta con el financiamiento de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID) del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Este documento se trabajó en paralelo con el manual para organizaciones públicas en Chile, disponible aquí: “Manual de Teletrabajo para Organizaciones Públicas en Chile”.

Resumen

En Chile, aunque el sector privado cuenta solo desde el año 2020 con una normativa para desarrollar esta modalidad laboral (Ministerio del Trabajo, 2020), a la fecha no existe una política de este tipo para organismos del Estado. Antes de que la mayoría de los funcionarios del país comenzaran a trabajar excepcionalmente en formato remoto debido a la crisis sanitaria, existían solo cinco servicios públicos impulsando experiencias de teletrabajo. Estas, por cierto, se encontraban en diversas fases de desarrollo: en algunos casos eran pilotos, mientras que otros programas tenían mayor antigüedad, contaban con estudios exploratorios de impacto y, consecuentemente, su alcance respecto del total de funcionarios era considerable (Soto et al., 2018; DIPRES, 2018; Fuenzalida et al., por publicarse). Se trata de verdaderas innovaciones en la gestión de personas del país, explicadas mayoritariamente por la iniciativa, motivación y compromiso particulares de directivos y equipos profesionales, los recursos organizacionales e individuales invertidos en estas experiencias, y grados relativamente superiores de modernización en los servicios que los habían impulsado (en comparación al resto del Estado).

La carencia de un marco normativo general y una política que promueva, regule, habilite y brinde el soporte necesario para el desarrollo efectivo e integral del teletrabajo en el Estado de Chile, ha supuesto una serie de adversidades para los servicios y funcionarios que han adoptado esta modalidad laboral. Es más, el trabajo remoto, sin un marco institucional adecuado, puede incluso exacerbar problemas previos y desigualdades estructurales en las organizaciones (OECD, 2021).

Esta nota técnica busca entregar recomendaciones para el diseño institucional de una política de teletrabajo en el nivel central del sector público chileno. Estas se basan en el levantamiento, sistematización e integración de evidencia derivada a partir de entrevistas a actores clave y experiencias comparadas en materia de sistemas de teletrabajo en el Estado. Luego de esta introducción, se exponen elementos teóricos y conceptuales relevantes para desarrollar una política de teletrabajo en el sector público. En segundo lugar, se presenta la metodología utilizada para desarrollar una propuesta de política para el teletrabajo. En tercer lugar, se entregan los aspectos centrales que componen dicha propuesta, específicamente, su objetivo estratégico y los principios que la sustentan. Cuarto, se explican las cinco dimensiones para el adecuado diseño de la política de teletrabajo: gobernanza y actores clave, regulación (leyes, reglamentos), información y educación, soporte operacional y supervisión. Por último, se presentan algunas reflexiones al cierre.

Tipo: Serie Sistemas Públicos


VER ARCHIVO[Descargas: 565]