← volver

Noviembre 2019 · Octubre 2020

Experiencias exitosas de prevención de riesgo de accidentes y enfermedades profesionales en la micro y pequeña empresa: Estudios de casos de empresas adheridas al ISL

Objetivo: Sistematizar experiencias de prevención de microempresas adheridas al ISL, contribuyendo a la instalación de un sistema de gestión del conocimiento que permita la mejora continua.
Instituciones: Instituto de Seguridad Laboral
Temáticas: Gestión de personas y cultura organizacional, Gestión del Conocimiento
Sectores: Trabajo y seguridad social
Investigador principal
Investigador alterno y Jefe de proyecto
Coordinador e ingeniero de proyecto
Experto en Prevención de Riesgos
Profesional cualitativo
Ingeniera de proyecto
Encargada de Edición y publicación

Descripción

El objetivo general de este trabajo consistió en “Sistematizar experiencias de prevención de microempresas adheridas al ISL, contribuyendo a la instalación de un sistema de gestión del conocimiento que permita la mejora continua“. En términos institucionales, este texto se enmarca en el concurso 2019 de Proyectos de Investigación e Innovación en prevención de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales, convocada por la Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO).

Este trabajo inició con una revisión de literatura en torno a los desafíos de la prevención en la micro y pequeña empresa, seguida de un apartado de discusión sobre las distintas definiciones de lo que se entiende por “buenas prácticas” en materia de prevención de accidentes y enfermedades laborales, de forma de comprender el contexto en que surgen este tipo de iniciativas. A partir de esta definición, se realizó un análisis de una serie de prácticas preventivas nacionales e internacionales, a partir de fuentes secundarias, de forma de contextualizar el tipo de iniciativas que se realizan en el marco de prevención a micro y pequeñas empresas.

En una siguiente fase del estudio se realizó una encuesta electrónica al universo de expertos en prevención del ISL, a quienes se les inquirió por prácticas de prevención destacadas que hayan presenciado durante el desarrollo de sus actividades de terreno en micro y pequeñas empresas. Esta encuesta fue formulada por el equipo del Centro de Sistemas Públicos en conjunto con la Unidad de Estudios del ISL, y luego validada en un taller de trabajo con expertos en prevención de la institución, de forma de precisar su redacción y uso del lenguaje.

A partir de las respuestas entregadas por los prevencionistas del ISL, se realizó una selección de 12 experiencias destacadas en igual número de regiones a nivel nacional. Estas experiencias fueron clasificadas

Para ello se identificaron y analizaron casos nacionales e internacionales a partir de fuentes secundarias, se realizó un catastro de casos a partir de la experienciade los prevencionistas del ISL, y finalmente se realizó un estudio de caso de 12 micro y pequeñas empresas, donde se realizaron entrevistas a la parte empleadora, trabajadores y prevencionistas del ISL vinculados. Estos casos se construyeron en torno a cinco categorías de análisis:

  • Origen de las prácticas preventivas al interior de la empresa
  • Metodologías utilizadas para implementación de las prácticas
  • Articulación con el ISL y otras instituciones
  • Resultados obtenidos de las prácticas
  • Aprendizajes organizacionales y lecciones para otras empresas

A partir del informe final de este estudio, el CSP -en conjunto con el ISL- editó, diagramó e imprimió el libro “Conocer para Prevenir II. Experiencias exitosas de prevención de riesgos de accidentes y de enfermedades profesionales en la micro y pequeña empresa: estudio de casos de empresas adheridas al ISL“.

Resultados

El análisis de los doce casos de empresas muestra que las prácticas en prevención de riesgos laborales son materia también de la gestión de micro y pequeñas empresas. Ya sea a través de iniciativas específicas o mediante acciones transversales, las organizaciones de menor tamaño son capaces de mejorar condiciones de trabajo.

Desde la perspectiva de los empleadores, se destaca que el desarrollo de una cultura preventiva incide en la percepción de que la empresa se preocupa por sus trabajadores, lo que se refleja en una de las entrevistas realizadas, donde se plantó que “cuando la empresa se preocupa de los trabajadores, los trabajadores se preocupan de la empresa”. En ese sentido, junto a la seguridad laboral, se genera, en paralelo, un mayor nivel de compromiso organizacional. Se debe reconocer, sin embargo, que al ser micro y pequeñas empresas en actividades que involucran procesos de riesgo, no resulta esperable que ocurran “cero accidentes”, pero sí que ocurran menos que en empresas similares a ellas. Esta es, precisamente, la percepción expresada por las personas entrevistadas en los casos analizados.

Se debe destacar que todas las prácticas identificadas ocurren en un contexto cultural proclive a la prevención de riesgos y enfermedades laborales. Las personas entrevistadas, en este sentido, destacaron la importancia de que las empresas desarrollen una cultura preventiva con sus trabajadores, tanto por la reducción de accidentes que ello implica, como por la mejora en la convivencia laboral que se genera.

Como lecciones a otras empresas, los distintos actores entrevistados durante este trabajo destacan una serie de elementos de interés, donde destacan:

  • La importancia de involucrar a los trabajadores en el diseño de las prácticas preventivas, de forma de comprometerlos a su cumplimiento.
  • La inversión en seguridad y salud en el trabajo puede parecer costoso en un inicio, ya sea en recursos económicos o en tiempo, pero evita costos mayores en el largo plazo. No se debe ser como gasto, ya que siempre será un ítem menor frente a la salud de los trabajadores.
  • En micro y pequeñas empresas siempre está la presión de la escasez de recursos y el tiempo, pero una vez que los empleadores reconocen la importancia de la seguridad laboral, esta se deja de ver como una inversión secundaria.
  • En ambientes laborales con presencia de material particulado, se debe mejorar el conocimiento que tienen los trabajadores sobre su peligrosidad. Una vez que esto se logra, el compromiso por implementar acciones que controlen ese factor de riesgo se facilita.
  • Es importante que las empresas se informen sobre el seguro de accidentes y enfermedades laborales, así como sobre las funciones de los organismos administradores. Muchas empresas desconocen los servicios a los que tienen acceso a través del seguro.
  • Resulta relevante contar con asesoría experta que acompañe los procesos de prevención de riesgos laborales. En esta materia, los expertos del ISL juegan un rol relevante, así como también los asesores expertos y profesionales de prevención que se incorporan en distintos cargos al interior de las empresas.
  • En términos organizacionales, se plantea el valor que genera en la empresa el contar con trabajadores que asuman roles en la prevención, ya sea por iniciativas puntuales, como a través de la conformación formal de comités paritarios.
  • En el caso de empresas subcontratistas, se destaca la importancia de integrar la prevención en todo el proceso de trabajo, involucrando tanto a empresa mandante como a la empresa contratista, teniendo esta última también capacidad de incidir en la promoción de buenas prácticas.
  • Es importante que en las capacitaciones de seguridad laboral al interior de la empresa participen todos los actores, para arraigar un conocimiento o un sentido común acerca de la prevención aplicado en las actividades, tareas o ambientes laborales.

Enlace a libro “Conocer para Prevenir II”