← volver

Exitoso cierre proyecto Servicio de Salud Metropolitano Occidente (SSMOC)

El proyecto realizado por el centro para el Servicio de Salud Metropolitano Occidente (SSMOC) tuvo como objetivo co-crear una cultura innovadora en las comunidades de la red asistencial de este servicio, buscando la integración, dignidad y calidad en la atención de los ciudadanos, mediante un programa de trabajo basado en el desarrollo de procesos, habilidades y herramientas durante un año.

En él participó activamente un total de 70 personas de la red de salud de la Provincia de Talagante y del nivel central del SSMOC, mientras que 150 funcionarios(as) estuvieron relacionadas en forma indirecta con el proyecto.

“La importancia de este trabajo se basa en la estrategia de la Red Asistencial del Servicio de Salud Occidente 2015-2018, marco en el cual se planteó la necesidad de enfrentar los problemas que existen en los tiempos de atención de los pacientes de este servicio en procesos críticos”, cuenta Jerko Juretic, investigador jefe de este proyecto, quien comenta que entre las recomendaciones se propuso potenciar la integración de esta red asistencial, así como su interrelación interna y la oportunidad de las distintas acciones.

Agrega:

“Con este proyecto emergió una nueva mirada sobre la innovación dentro de los funcionarios/as de la red de salud, al identificarla como un área clave de gestión para la solución de sus desafíos. Este nuevo enfoque se vio reflejado en  la definición de una política de innovación del servicio, la conformación permanente de un comité líder de innovación y de equipos de proyecto, prototipos de innovación e instancias de formación y difusión de las actividades del proyecto”.

Desafíos abordados

El impacto conseguido en el marco de la ejecución de este proyecto se vio reflejado en varias dimensiones:

  • El Hospital de Talagante mejoró el tiempo de entrega de los exámenes desde el Laboratorio hacia el Servicio de Urgencia del mismo hospital, pasando de una demora inicial de 2 horas a uno final de 25 minutos, con una disminución de los tiempos de espera de los pacientes en el box de atención.
  • Se inició la implementación de un Módulo de Contra-referencia entre el Hospital de Talagante y su red de Atención Primaria de Salud. En los dos primeros meses de implementación registró la realización de 111 contra-referencias y hoy se utilizan los datos recopiladas para hacer una gestión más efectiva en la red de salud.
  • Se conformó un equipo multidisciplinario a cargo del diseño e implementación de la serie de talleres de capacitación y asesoría enfocada en cuidadores de pacientes crónicos que sufren de alta sobrecarga. A la fecha, 14 cuidadores de pacientes postrados han sido capacitados, con costo cero, gracias a la redistribución de horas de los distintos profesionales.
  • Se realizó un campaña informativa de devolución de horas, tanto en el Hospital de Talagante como en los centros de salud respectivos. Para ello, a fines del mes de noviembre de 2016 se inició una campaña que incluyó difusión en radios locales (entrevistas en programas y noticieros), Canal 10 (entrevista en medio de comunicación que cubre a abonados a empresa de TV Cable en el sector poniente de la ciudad), redes sociales (nota en FanPage de Facebook con 65 compartidos y más de 3.000 personas alcanzadas) y el Consejo Consultivo.
  • Uso de aplicativo local en CESFAM Juan Pablo II que alerta a los usuarios sobre sus horas médicas futuras y concientiza sobre la importancia de avisar cuando no se van a presentar.

“En urgencia también se obtuvieron resultados importantes”, complementa Nicolás Westermeyer, Profesional de Proyectos y Estudios que participó en la ejecución de esta iniciativa.

Detalla: “El primero de ellos fue definir la cartera de exámenes que se toman en urgencia, para así evitar que otros departamentos al interior del hospital exijan estudios adicionales -que buscan tener “certezas” diagnósticas- en circunstancias que en urgencia sólo se hace una “hipótesis” diagnóstica. También se generó un nuevo protocolo para el ingreso de pacientes desde urgencia a otros servicios del hospital (medicina interna y unidad de cuidados intermedios, entre otros), lo que permitió definir los procesos internos para continuar la atención del paciente en otra instancia del hospital. Esto último se logró conversando con los mandos directivos y los jefes de servicios del hospital, por lo que tuvo un  amplio consenso el nuevo protocolo”.

Francisca Vidal, Directora del Área de Proyectos y Estudios del centro y quien también participó en este proyecto, destaca la alta participación y compromiso de los funcionarios en las mesas de discusión que se organizaron.

“Entre los principales resultados en el desafío No Se Presenta (NSP), en el cual me tocó intervenir, destaca la implementación de una campaña informativa y líneas telefónicas en los establecimientos para que los usuarios puedan devolver las horas que no van a a utilizar. Además, se probó un aplicativo en un Cesfam que informaba las horas perdidas a los usuarios, con lo que se logró disminuir la no asistencia de la población informada”.